Política relativa a las conductas de incitación al odio

La libertad de expresión tiene poco sentido si hay voces que quedan silenciadas debido a que las personas tienen miedo de expresarse. No toleramos conductas que utilicen el acoso, la intimidación o el miedo para silenciar la voz de otra persona. Si ves contenido en Twitter que incumpla estas reglas, te rogamos que te comuniques con nosotros.

Cómo funciona nuestra política

Según se explica en las Reglas de Twitter:

  • Conductas de incitación al odio: No se permite fomentar la violencia contra otras personas ni atacarlas o amenazarlas directamente por motivo de su raza, origen étnico, nacionalidad, orientación sexual, género, identidad de género, afiliación religiosa, edad, discapacidad o enfermedad grave. Tampoco permitimos la existencia de cuentas cuyo objetivo principal sea incitar la violencia contra otras personas en función de las categorías antes mencionadas.

Entre las conductas que no serán toleradas, se incluyen, sin limitaciones, las conductas de acoso a personas o grupos de personas por los siguientes medios:

  • amenazas de violencia;
  • expresión de deseo de que otras personas o grupos de personas sufran daños físicos, enfermedades o la muerte;
  • referencias a asesinatos masivos, eventos de violencia o formas de violencia específicas en los cuales o mediante los cuales dichos grupos hayan sido las principales víctimas o perjudicados;
  • conductas que inciten al temor con respecto a un grupo protegido;
  • calumnias, epítetos, tropos racistas o sexistas, u otro tipo de contenido reiterado o no consensuado que se utilice para degradar a otra persona.

Cómo funcionan nuestros mecanismos para asegurar el cumplimiento

El contexto es importante. 

  • Algunos Tweets pueden parecer abusivos cuando se los analiza de forma aislada, pero no cuando se toma en cuenta el contexto de la conversación de la cual forman parte. Si bien aceptamos que cualquier persona nos envíe denuncias por incumplimientos, en ocasiones también necesitamos la opinión de la persona perjudicada para asegurarnos de que contamos con el contexto adecuado. 
  • La cantidad de denuncias que recibamos no afecta la decisión de eliminar o no determinado contenido. Sin embargo, esto puede ayudarnos a priorizar el orden en el que se revisan las denuncias.

Nos enfocamos en la conducta. 

  • Hacemos cumplir las políticas cuando alguien denuncia una conducta que es abusiva y que está dirigida contra todo un grupo protegido o contra personas que pueden formar parte de dicho grupo. 
  • Hay diferentes maneras de direccionar este tipo de conductas (por ejemplo, con @menciones, etiquetando fotos, etc.).

Disponemos de una serie de opciones para asegurar el cumplimiento de las reglas. 

  • Las consecuencias que acarrea el incumplimiento de nuestras reglas varían según su gravedad y los antecedentes de incumplimiento de la persona infractora. Por ejemplo, podemos solicitar que un usuario elimine el Tweet ofensivo para poder seguir twitteando. En otros casos, podemos suspender la cuenta.

 

Añade este artículo a la barra de marcadores o compártelo

¿Te ha resultado útil este artículo?

Gracias por los comentarios. ¡Nos complace haber ayudado!

Gracias por los comentarios. ¿Cómo podemos mejorar este artículo?

Gracias por los comentarios. Tus comentarios nos ayudarán a mejorar nuestros artículos en el futuro.